Los 10 principios básicos del programa

El programa que presentamos se ha elaborado sobre una serie de principios básicos que detallamos a continuación y que ayudan a entender los objetivos que perseguiremos y las acciones propuestas para alcanzar cada uno de ellos.

1. Queremos fomentar y reforzar la dimensión humanista de la Universitat de València.

Iniciamos esta andadura recuperando valores básicos como ilusión, cercanía y participación. Nos motiva desarrollar un proyecto común que aglutine a estudiantes, personal de administración y servicios, y personal docente e investigador. Proponemos desarrollar un entorno más actual de formación y aprendizaje, un marco laboral adecuado que nos arrope y una apuesta firme por la investigación y la transferencia de conocimiento.

Caminaremos hacia una universidad más sostenible, más saludable, más igualitaria, con mayor visibilidad de las mujeres y más inclusiva, como prioridad para garantizar el bienestar de toda la comunidad universitaria.

2. Queremos proporcionar a nuestros estudiantes nuevos entornos de aprendizaje

Los y las estudiantes son el centro de nuestra Universitat y hacia ellas y ellos dirigimos gran parte de nuestros objetivos. Nuestro programa los integra en la definición de nuestro futuro con nuevas dinámicas participativas y ofreciéndoles calidad durante toda su formación. Por ello, se proponen medidas que fomentan, de manera efectiva, que sean verdaderos estudiantes internacionales, fomentando las clases en inglés junto con las de las lenguas propias de nuestra Universitat, el castellano y el valenciano.

La formación integral, la adaptación a nuevas formas de aprender y la capacitación profesional constituyen uno de nuestros grandes objetivos. Proponemos una formación tanto en competencias como en valores que pretende ir más allá de las aulas. Por eso apostamos por reforzar y proponer medidas que faciliten el tránsito entre universidad y empleo, proporcionando vías que ayuden a la empleabilidad y el emprendimiento, y ofreciendo opciones de formación a lo largo de la vida. Como nos gusta decir, queremos que el paso por la Universitat sea un camino de ida y vuelta.

3. Queremos consolidar y promocionar la dimensión cultural de nuestra Universitat.

Uno de los pilares de nuestra institución es la generación y transmisión de la cultura. Nuestro deseo es potenciar el patrimonio cultural de la Universitat de València comenzando por la rehabilitación del Colegio Mayor Luís Vives, y profundizar en nuestro papel dinamizador de la sociedad valenciana. Potenciaremos la colaboración con instituciones de nuestro entorno y la internacionalización de nuestras actividades. La producción de cultura digital, la catalogación de nuevos recursos museísticos, la divulgación científica y la identificación de talento en nuestras personas serán objetivos esenciales.  Concebimos la cultura desde la participación y la transparencia.

4. Apostamos por diseñar verdaderas políticas universitarias y por mostrar nuestro compromiso de incrementar la transparencia y nuestra responsabilidad ante la sociedad.

En nuestra propuesta, la gestión universitaria tiene que dejar paso a la política universitaria. No podemos permitir que nuestra Universitat no tenga definidos con claridad los hitos que pretende alcanzar en el futuro. Por ello, hacemos una clara apuesta por dinamizar el debate e incrementar las acciones encaminadas al diseño de “políticas universitarias” sobre aspectos clave que hagan que la Universitat de València camine hacia el futuro.

Para ello, hay que trabajar en conseguir una mayor autonomía universitaria como derecho fundamental que permite adoptar las decisiones con responsabilidad. Queremos asumir más autonomía apostando por nuevos modelos de gobernanza y también por una mayor transparencia y rendición de cuentas ante la sociedad valenciana.

Hay que incorporar a nuestra cultura uno de los conceptos más relevantes en las universidades de nuestro entorno: la responsabilidad social universitaria. Un modelo responsable de gobierno centrado en aspectos medioambientales, culturales, sociales y de contribución al desarrollo. Las expectativas de los distintos grupos de interés cada día están más presentes en las universidades por lo que proponemos nuevas formas de hacer frente a las mismas.

5. Proponemos afrontar, de manera urgente, la necesidad de tomar medidas para hacer frente al relevo generacional del PDI

La realidad de nuestra Universitat muestra una plantilla de personal con pocas personas en las franjas de edad que se corresponden con el inicio natural de la actividad profesional. De hecho, este acceso se produce en franjas de edad madura, observándose una alta concentración de personas mayores de 50 años. Hemos dejado pasar años realmente importantes sin afrontar esta cuestión.  Proponemos medidas que permitan que reconducir esta situación antes de que sea insostenible.

No sirve ya gestionar el futuro inmediato hay que definir también políticas a medio plazo que permitan asegurar las condiciones de servicio público de calidad de la Universitat de València. Hay que apostar por un plan de relevo generacional en el que nuestras profesoras y profesores jueguen un papel estratégico mediante la figura del mentor como vínculo con las nuevas incorporaciones.

6. Abrimos un camino hacia una verdadera transformación digital de nuestra Universitat.

La sociedad digital plantea nuevas formas de afrontar las actividades de la Universitat. Nuestra propuesta es que la docencia, la investigación, la transferencia, la innovación y la gestión se planteen para que la nuestra sea una Universitat Digital de manera que mejoremos nuestros procesos de gestión internos y nos adaptemos a los cambios futuros. Es fundamental que la digitalización facilite y agilice los procesos de gestión evitando duplicidades y agilizando procesos.

Pero la transformación digital debe empoderar a toda la comunidad universitaria en sus respectivos roles y permear también investigación y docencia. Y nuestra experiencia debe trasladarse a la sociedad. La Universitat debe transformarse y debe liderar la transformación digital como motor de cambio de la sociedad valenciana.

7. Apostamos por empoderar al PAS en el contexto de un cambio en los modos de concebir la gobernanza.

Creemos profundamente en las competencias y capacidades del PAS. Por ello, apostamos por un modelo que recupere una concepción del gobierno como diseño de políticas públicas que confíe en nuestras personas su gestión y ejecución material. Es necesario integrar herramientas para un modelo de administración digital que libere de cargas y tareas repetitivas a nuestra administración. Debemos diseñar un nuevo medio ambiente que integre participativamente a todo el personal y erradique situaciones tóxicas.

Consideramos que la formación para el puesto, desde el puesto y en el puesto es un reto estratégico. Una formación orientada a la adquisición de competencias personales y profesionales que habilite a nuestras personas con capacidades directivas en todos los ámbitos y asegure una amplia base de personas altamente preparadas para asumir responsabilidades. Es esencial que la analítica de recursos humanos basada en datos sustente las decisiones en materia de personal.

La transformación digital debe contribuir decisivamente a un modelo de gestión basado en procesos, a documentar las prácticas y facilitar la integración en el puesto, a la rendición de cuentas y a la aplicación de métricas en la ejecución de las políticas públicas. Pero, sobre todo, a favorecer la flexibilidad, a incorporar el teletrabajo y al diseño de condiciones laborales que tengan como guía la igualdad, la sostenibilidad y el respeto de los valores de nuestras personas y sus aspiraciones vitales.

8. Deseamos potenciar e incentivar una investigación de calidad con la excelencia, la transferencia y la innovación como ideas clave en I+D+i.

Entendemos que la Universitat debe estructurar su política científica de acuerdo con la iniciativa Horizonte 2020 promovida por la Unión Europea. Son pilares básicos para el adecuado desarrollo de esta estrategia: la proyección internacional de nuestra investigación, así como la mejora de la misma en los rankings internacionales, y por extensión de la propia Universitat.

Para la consecución de estos objetivos nuestro programa incorpora medidas concretas como la apuesta por la interdisciplinaridad, la sinergia entre grupos de investigación, o la mejora de los servicios técnicos y administrativos de apoyo a la investigación.

9. Deseamos impulsar una política activa de incremento de la internacionalización y la cooperación de la Universitat de València.

Incrementar las relaciones internacionales y de cooperación requiere el diseño de un nuevo modelo educativo y cooperativo de internacionalización, cuyo reflejo queremos expandir, de manera transversal, en todas las actividades universitarias. Nuestra apuesta es firme en este terreno ya que constituye una de las líneas estratégicas de nuestro futuro y, por tanto, del futuro de nuestra Universitat.

10. Buscaremos estabilidad financiera

Los aspectos económicos de nuestro modelo de Universitat giran en torno a la suficiencia de recursos económicos, la equidad, la gestión eficiente y la rendición de cuentas.

Es necesario mejorar la financiación de la Universitat de València para lo que se requiere un debate con el Gobierno de la Generalitat sobre el establecimiento de unos criterios y objetivos claros que permitan garantizar el cumplimiento de las misiones de la Universitat de València. En esta línea se plantean acciones vinculadas a la equidad, que unidas a las relativas a la suficiencia financiera, se centran en exigir el cumplimiento escrupuloso por parte de la Administración de los acuerdos de financiación firmados.

Desde la perspectiva interna, proponemos una gestión más eficiente de los recursos. Trabajaremos por fomentar fórmulas de patrocinio y mecenazgo, parte de la que destinaríamos a una mayor equidad entre nuestros estudiantes

.